La nariz sabe: cómo oler una cerveza

  1. Comida y Bebida
  2. Bebidas
  3. Cerveza
  4. La nariz sabe: cómo oler una cerveza

Por Marty Nachel, Steve Ettlinger

Los aromas de la cerveza son fugaces, así que empieza con una olfateada incluso antes de echar un vistazo. Además, el sabor se basa en parte en el aroma – un 1/4 a 1/3 de su habilidad para saborear está directamente relacionado con el olor, así que no subestime el papel que juega su nariz en el disfrute de la cerveza.

Al igual que los críticos del vino y el whisky, los evaluadores de cerveza utilizan el término nariz de dos maneras: para describir el aroma y el bouquet (si el aroma fuera un sonido, el bouquet sería el volumen), así como el acto de tomar el aroma de una cerveza. Usted puede decir, por ejemplo, “Mientras olfateaba a su Porter, él comentaba sobre su robusta nariz de regaliz.”

Los aromas más destacados asociados a la nariz de la cerveza suelen provenir en primer lugar de la malta y en segundo lugar del lúpulo:

  • Malta: Los aromas a malta pueden variar desde perfumado y dulce hasta rico y caramelo y son bastante obvios. Dependiendo de lo oscura que sea la cerveza, los aromas a tostado, tostado o chocolate pueden provenir de los granos especiales añadidos a la cerveza.
  • Lúpulo: Este aroma depende de la variedad y de la cantidad de lúpulo que se añada a la cerveza hirviendo durante el proceso de elaboración y de si se ha añadido lúpulo aromático a la cerveza durante las fases de fermentación o de envejecimiento. Los aromas del lúpulo pueden describirse como herbáceos, perfumados, especiados, herbáceos, terrosos, florales, piñosos, cítricos y ocasionalmente quesosos (y somnolientos, estornudos, tontos, malhumorados, gruñones y tímidos también, ¿no?

Otros aromas, como los ésteres frutales y los aromas del alcohol, se crean durante la fermentación y se denominan características de la fermentación. Algunas cervezas tienen un olor a mantequilla o a caramelo (diacetilo) que es el resultado de fermentaciones calientes y ciertas cepas de levadura. Si usted huele o prueba la crema de maíz en su cerveza, puede ser algo llamado DMS (diametilsulfuro). Los olores plásticos, vegetales cocidos, huevos podridos, skunky (sarcástico) y de perro mojado son signos comunes de – adivina qué – cerveza mal hecha o almacenada.